Sobre la ubicuidad de El Almendro

Después de casi cuatro meses en Colombia lo suyo sería volver a casa por Navidad…

En lugar de eso, parte de mi casa vino a pasar las fiestas conmigo y, de paso, recorrer algunos de los rincones que quiero conocer antes de abandonar, en algún momento todavía indeterminado, estas tierras. La consecuencia de ello es que no volveré en diciembre, como el Almendro, sino con el comienzo de la primavera, como las flores del susodicho. Sigue leyendo

Anuncios