Parientes de Ibn y Ms. Battuta en Camboya

A orillas del Mekong, la profusión de edificios religiosos es mayor que nunca: Sigue leyendo

Anuncios

4 minutos y 17 segundos con Ms. Battuta

Dedicado a Hanns Ammann: creo que te hubiera gustado estar aquí

No son los veintipico días de Twon, ni las cinco horas que Carmen Sotillo pasó con Mario; pero ni su paciencia, ni su tiempo ni, definitivamente, ninguna batería aguantaría mucho más que los minutos que les invito a pasear conmigo por la Camboya más pujante, más populosa, más extrovertida, más colorida, más fértil y más bella que he visto desde que comenzó el viaje. Sigue leyendo

¿Qué hacer?

 A mi amigo viajero David Redondo: tan lejos y tan cerca…

En estos días asistimos a un velatorio en el poblado indígena, pasamos una noche en la selva con el hijo de nuestro anfitrión, Twon se enfermó, a continuación me enfermé yo de modo que hice ayuno, de nuevo, un día entero. Tras tres días de viaje algo accidentados regresamos a Ban Lung con nuevos planes: mi amigo regresa a Siem Reap, donde, además de recuperarse, tiene que asistir a varias entrevistas de trabajo que ha ido aplazando. Yo, deseosa de cambiar de aires, me encuentro en una cuidad sureña junto al Mekong hasta que me encuentre con Twon en la capital dentro de unos días. Sigue leyendo

Por fin, Laos

Un día más tarde de lo previsto, y sin saber muy bien lo que nos espera, nos embarcamos, con las bicis, hacia nuestro destino: Laos. Sigue leyendo

Soy el amor ¿puedo pasar?

Nuestras bicicletas necesitan un descanso y un aseo integral que las libre del polvo incrustado, exactamente igual que nosotros.  Sigue leyendo