¿Qué hacer?

 A mi amigo viajero David Redondo: tan lejos y tan cerca…

En estos días asistimos a un velatorio en el poblado indígena, pasamos una noche en la selva con el hijo de nuestro anfitrión, Twon se enfermó, a continuación me enfermé yo de modo que hice ayuno, de nuevo, un día entero. Tras tres días de viaje algo accidentados regresamos a Ban Lung con nuevos planes: mi amigo regresa a Siem Reap, donde, además de recuperarse, tiene que asistir a varias entrevistas de trabajo que ha ido aplazando. Yo, deseosa de cambiar de aires, me encuentro en una cuidad sureña junto al Mekong hasta que me encuentre con Twon en la capital dentro de unos días. Sigue leyendo

Ave fénix

Tras un aterrizaje algo azaroso debido al susto que me da continuar con mis propias planes, la sensación de tristeza que me invade sin causa aparente, y la diarrea que me cogí nada más llegar, llego a la conclusión de que confrontarme con el mapa y comenzar a soñar sobre el papel seguramente tenga un efecto vivificante.

Además de planear una ruta tentativa para conocer el país que lo recorre por todas sus esquinas, ideo una excursión suave para el día.
Sigue leyendo

Diarrea y día de descanso: una experiencia paranormal

El segundo día del año me depara, efectivamente, lo que se están imaginando…

Esto me llama la atención ya que, hasta ahora, y en lo que respecta a mi estómago, solo había tenido un par de episodios de malestar leves en destinos y condiciones en que otros viajeros refieren semanas de sufrimiento.

Sigue leyendo

Celebraciones de Año Nuevo

Pasamos el primer día del año en los hermosos templos de Angkor. Salir a la calle me hace bien, dado que, desde que llegué, me siento bastante apática, incluso algo asustada ante la perspectiva del viaje que yo misma me propuse. Sigue leyendo