¿Qué hacer?

 A mi amigo viajero David Redondo: tan lejos y tan cerca…

En estos días asistimos a un velatorio en el poblado indígena, pasamos una noche en la selva con el hijo de nuestro anfitrión, Twon se enfermó, a continuación me enfermé yo de modo que hice ayuno, de nuevo, un día entero. Tras tres días de viaje algo accidentados regresamos a Ban Lung con nuevos planes: mi amigo regresa a Siem Reap, donde, además de recuperarse, tiene que asistir a varias entrevistas de trabajo que ha ido aplazando. Yo, deseosa de cambiar de aires, me encuentro en una cuidad sureña junto al Mekong hasta que me encuentre con Twon en la capital dentro de unos días. Sigue leyendo