Ave fénix

Tras un aterrizaje algo azaroso debido al susto que me da continuar con mis propias planes, la sensación de tristeza que me invade sin causa aparente, y la diarrea que me cogí nada más llegar, llego a la conclusión de que confrontarme con el mapa y comenzar a soñar sobre el papel seguramente tenga un efecto vivificante.

Además de planear una ruta tentativa para conocer el país que lo recorre por todas sus esquinas, ideo una excursión suave para el día.
Sigue leyendo

Anuncios