¡¡¡Libro a la vista!!!

Sábado de puente en Bogotá, el reloj del móvil marca las ocho de la mañana, un cielo estremecedoramente gris planea sobre nuestras cabezas.

Al igual que ocurriera cuando, al aceptar mi tía y su familia quedarse con Linda unos meses, se abieron las puertas de mi viaje a Asia; tan insigne personaje, percibiendo mi excitación, alterna los saltos y aullidos en torno a mí moviendo vigorosamente la cola, con su actividad favorita de echarse al piso, en su postura de “manos arriba esto es un atraco”, para que la acaricie.

Con voz algo trémula por el llanto contenido, canto, con -casi- toda la fuerza de mis pulmones (tengo vecinos), y bailo, igualmente dando saltos, en el salón, esta canción que ya les pusiera, hace muchos meses, desde un cobertizo de madera en algún rincón de Camboya:

Sigue leyendo

Anuncios

Echando la vista atrás…

   “La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 25.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean”. Sigue leyendo

Linda Milagros Rockstar

Creo que, una vez recuperada, la más indicada para narrar su experiencia en nuestro primer evento al que asistimos como blogueras es la propia Linda.

Ahí va su crónica.

http://elmundoa4patas.com/2014/10/07/de-estrellada-a-estrella-del-rock/#more-450

Además me manda transmitirles su agradecimiento por los ánimos, así como sus más efusivos saludos y besos con lengua, a los que me sumo…

… Al agradecimiento y los saludos efusivos, entiéndase.

La mística de las cifras redondas

Escribir para mí no es una profesión, ni siquiera una vocación. Es una manera de estar en el mundo, de ser, no se puede hacer otra cosa. Se es escritor. Bueno o malo, ya es otra cuestión”.

(Ana María Matute)

 Hoy nos vestimos de gala porque tenemos mucho que celebrar…

Desde que a finales de 2013 me subiera a aquel avión rumbo a Bangkok, la familia que conformamos Linda, Milady hemos vivido y contado historias hasta llegar a la nº 100. Sigue leyendo

Ser o no Ser

A Sergi Vilanova, mi alquimista

“Ya con un pie en Colombia quise hacer una despedida sonada de mi tierra natal (…)”, escribía ayer a mis amigos como anticipo del enlace a mi artículo en El País digital.

Entonces suena el teléfono:

-Ahora que eres famosa todavía hablas con los viejos amigos?-.

Es Mario, mi compañero de mi primera Universidad. Sigue leyendo

Ave, lectores, la nueva columnista de El País les saluda

Yo que, hasta hace unos meses que comenzara la odisea de Ms. Battuta, era tan reservada, tan comedida en mis expresiones públicas, muestro hoy mi cara -en sentido figurado, e incluso literal- a media España, en un texto que les resultará familiar, a caballo entre los datos y las vivencias personales, la argumentación y la emoción, la mujer de leyes y la soñadora. Sigue leyendo