Cuando el plan es: improvisar


Mi siguiente destino, Kampong Cham, resulta ser una de las ciudades más turísticas de Camboya, sólo por detrás de la capital y Siem Reap.

Sin dar muchas vueltas y antes de que se me derrita el cerebro al sol vagando por las calles, me quedo en el primer hotel que encuentro, que resulta ser de lujo:

Esa tarde cuando me encuentro enfrascada, de nuevo, con mis fotos, me aborda Paul, un austriaco que viaja en moto por un año y que tiene muchas cosas interesantes que contar, de manera que decido alargar mi estancia para poder hacer algo juntos al día siguiente.

Los colegas en la ruta: Paul

Los colegas en la ruta: Paul

Otro cicloturista alemán con su amigo coreano, que es el fotógrafo.

Otro cicloturista alemán con su amigo coreano.

Un cicloturista francés

Un cicloturista francés

Cicloturista coreanos

Cicloturistas coreanos

Pasamos el día visitando un par de templos y una isla cercana a la que se accede por un puente de bambú que se construye cada año después de las lluvias.

IMG_4378 (2)

 BeFunky_IMG_4380 (2).jpg BeFunky_IMG_4466 (2).jpg

A la mañana siguiente es un austriaco de 1.96 mts. quien agita la mano a mi partida desde el borde de la carretera en mis últimos cien kilómetros a la capital.

IMG_4513 (2)

Hago parte del trayecto en bicicleta y la otra parte en bus. Tras aproximadamente una hora de viaje en este vehículo irrumpimos, de golpe, en la gran urbe: puentes, jardines cuidados, hordas de personas, de motos y de tuk tuks, comercios, mercados con cientos de puestos… El conductor sortea esquinas y vehículos y se adentra cada vez más en la ciudad hasta dejarnos en algún lugar del centro, donde, nada más abrir la puerta, los conductores de tuk-tuk se abalanzan sobre nosotros.

Como no llevo gps -ni el mapa de la guía me vale para nada, ya que nadie sabe decirme donde estamos-, quedo, una vez más, a expensas de sus indicaciones acerca de dónde puedo encontrar hoteles. Cada uno me dice una cosa, de modo que irrumpo sin rumbo fijo en el tráfico de la ciudad confiando en que mi instinto me llevarán a buen puerto. En concreto, a orillas del Mekong, donde parece encontrarse la zona más animada de la ciudad.

Los coches circulan por la vía, y las motos por la acera.

Los coches circulan por la vía, y las motos por la acera.

Anuncios

4 pensamientos en “Cuando el plan es: improvisar

  1. Cuando hice mi viaje en bici, decidí desde el principio que no lo iba a planear, sabía dónde salia y dónde quería llegar, pero las etapas las iría planeando semana a semana y acomodando día a día… Eso sin embargo no me impedía (iluso de mi) comprar cuanto aparato se me cruzaba para darme una ‘ilusión de seguridad’, como luego descubrí.

    Compré un celular con gps (toda una novedad para la época), con el que esperaba salir raudo de cualquier perdida, pero poco después la realidad se encargó de mostrarme otras cosas, como pasaba por lugares bastante inhóspitos la señal del celular no llegaba, así que me ilusión de poder llamar por ayuda quedaba por el suelo, luego en medio de un desierto la batería se acabó y la ilusión de estar siempre ubicado con el gps desapareció. A la final tuve que hacer las cosas a la antiguita, ubicarme con el sol y preguntar con los paisanos; al final todos compramos todos esos artefactos con el afán de matarnos el miedo; pero el miedo sólo se quita en la ruta compartiendo con la gente 😉

  2. Uy, muchas gracias, Diego. Me has dado una sorpresa y una alegría -y algo más de tranquilidad- al saber que en el fondo “domino” las técnicas más antiguas de ubicación y resolución de situaciones 🙂 ¡Un abrazo!

  3. Si, por mas que intentemos delegarle nuestras capacidades a objetos externos al final solo quedamos nosotros y los astros. Ya que dominas todos esos artilugios lo demás son ‘ayuditas’.

    Felices pedaladas.

  4. Mmmmm, de esas dos que nombras solo me domino a mí misma (a veces 😉 ), lo de los astros es otra historia… De hecho tengo serias dificultades para distnguir la derecha de la izquierda -en términos exclusivamente ubicacionales, en política lo tengo claro- :).

    ¡Gracias Diego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s