Tocando fondo en el lago Yaek Lom

No me encuentro bien. Llevo varios días poniendo al día las notas para el libro que se me está pasando por la cabeza escribir con base en esta aventura y visitando los puntos turísticos de la región. Pese a ello me siento triste, apática y anquilosada. Además, mi pérdida de peso, motivado por la dieta poco variada y abundante que llevamos, es ostensible. Sigue leyendo