Mi amigo camboyano: Twon

Camboya y Twon son para mí, al menos de momento, conceptos sinónimos. En cuanto Milady y yo ponemos nuestro primer pie y rueda, respectivamente, en Asia, me sale al encuentro el chico de las fotos sonriente con el que mi madre logró contactarme a través de contactos comunes para que no llegara completamente sola al comienzo de mi proyecto viajero más loco y ambicioso de todos los tiempos: recorrer el sudeste asiático durante aproximadamente cuatro meses en solitario con mi bicicleta.  Sigue leyendo